El Pentateuco

Taller de Biblia | 01-06-2010 | 2812 visitas
El Pentateuco

El Antiguo Testamento se abre con una monumental obra literaria de cinco libros que, a partir del s. II de nuestra era, recibe entre los griegos y latinos, el nombre de Pentateuco (del griego "Las Cinco Cajas"). Entre los judíos recibe el nombre Torá, que suele traducirse en nuestras lenguas por Ley.

Los cinco libros que conforman el Pentateuco son: Génesis, Éxodo, Números, Levítico y Deuteronomio. Estos se presentan como un bloque literario de carácter histórico-legal coherente y compacto.

Después de unos relatos iniciales de alcance universal sobre los orígenes del cosmos y de la humanidad (Génesis), el ángulo visual se estrecha y se centra en la historia de una sola familia, la de Abraham, padre del pueblo de Israel. En Gn 12-50 se recogen tradiciones sobre los patriarcas.

El Éxodo empieza describiendo la situación de los descendientes de los patriarcas, junto con la vida y la misión de Moisés, la salida de Egipto y su llegada al monte Sinaí.

Aquí tiene lugar la alianza del Sinaí con importantes leyes y ordenamientos institucionales que cubren principalmente el Levítico.

En Números continúa la marcha por el desierto hasta llegar a las llanuras de Moab, en los umbrales de la tierra prometida donde tiene lugar la declaración del código deuterocanónico (Deuteronomio) y todo termina con el adiós y la muerte de Moisés.

Desde el s. I de nuestra era la tradición judeocristiana atribuyó el Pentateuco a Moisés. Sin embargo los estudios realizados a partir del ss. XVI-XVIII fueron descubriendo en el Pentateuco tal cúmulo de anacronismos, duplicados, contradicciones internas, divergencias, etc…, que se llegó a la conclusión clara y contundente de que el mismo no es obra de un solo autor, ni ha sido escrito de una sola vez.

El Pentateuco figura al frente de la Biblia, no tanto por motivos cronológicos cuanto por razones de dignidad y supremacía. Es la carta magna del pueblo de Israel y para los judíos tiene un grado de canonicidad superior al resto del antiguo testamento.

Pero el Pentateuco es además una historia de salvación, jalonada por las sucesivas intervenciones salvíficas de Dios, que creó el cosmos y la humanidad, eligió a los patriarcas, llamó a Moisés, salvó a su pueblo de la esclavitud, pactó con él en el Sinaí, lo condujo por el desierto, le dio una tierra.

El Pentateuco nos invita a comprender nuestra relación con Dios no como un mero cumplimiento de preceptos sino más bien como un diálogo en el que nuestro obrar es una respuesta a la iniciativa divina y a sus intervenciones salvíficas en nuestra historia personal.

Mónica Cortés Aparicio - 28-07-2010 : Doy gracias , al Señor !, por que es bueno !!!!, por que es eterna su MISERICORDIA !. Con Gratitud Infinita .-

Salguero 2778 - San Andrés - Buenos Aires | (011) 4755-1292 | parroquia@asuncionysanandres.com.ar

Copyright Parroquia Asunción y San Andrés -