Los Sacerdotes

Agustinos Recoletos | 28-06-2010 | 1327 visitas
Los Sacerdotes

En estos días, los sacerdotes somos protagonistas en muchos de los titulares de la prensa nacional e internacional y no precisamente por motivo del año sacerdotal; se juzga el todo por la parte tratando de desacreditar y manchar nuestro ministerio; se inculpa a algunos sacerdotes por actos, a todas luces repudiables y execrables, y se va creando y difundiendo en la opinión pública un mensaje de que la realidad de nuestro ministerio y de nuestra vida, en vez de ser un ejercicio de servicio y santidad, es una oportunidad para servirse de los demás y aprovecharse de los otros, principalmente de los más indefensos sin cualquier tipo de escrúpulos.

Una imagen que nada tiene que ver con la de la inmensa mayoría de los que fueron llamados por Dios e instituídos como sacerdotes del Altísimo y que hacen de su vida, una constante ofrenda a Dios, una entrega generosa al servicio del pueblo de Dios, arriesgando, en muchos casos, la propia vida por defender a aquellos que fueron privados de sus derechos y despojados de su dignidad... ¿A quién interesa?.

Una imagen que nada tiene que ver, pero que no vende diarios, la de miles de sacerdotes que cuidan de los enfermos, auxilian a los pobres, trabajan por la justicia social y la paz y se hacen presentes en lugares donde la mayoría de la población lucha para escapar y donde ni siquiera las organizaciones gubernamentales llegan... ¿A quién le interesa?.

Una imagen que quedará por siempre guardada en la retina de los ojos de Dios: las horas de atención al confesionario, la dirección de almas, las visitas a los enfermos y moribundos, la predicación de la palabra, la administración de los sacramentos, la atención pastoral y las obras de caridad... ¿Pero... a quién le interesa?.

Dios continúa escuchando el clamor de su pueblo y por eso envía a los sacerdotes, "nuevos Moisés", para liberarlo y conducirlo a las promesas de la salvación. Confiada al cuidado de los sacerdotes, la Iglesia continúa abriéndose camino, en medio de los "mares y desiertos" de la vida. A través de la Eucaristía y demás Sacramentos, el Señor guía y se hace presente en medio de su pueblo con esos hombres, que sin dejar de ser hombres, son sus ministros: Los sacerdotes.

P. Michel - Provincial Agustino Recoleto

Salguero 2778 - San Andrés - Buenos Aires | (011) 4755-1292 | parroquia@asuncionysanandres.com.ar

Copyright Parroquia Asunción y San Andrés -