La belleza de vivir un nuevo desafío

Jóvenes Agustinos Recoletos | 01-07-2010 | 1617 visitas
La belleza de vivir un nuevo desafío

“Vivir de una forma distinta”, fue el canto de fe que se escuchó bien fuerte en el Templo parroquial durante la Misa de cierre del Retiro Corazón Inquieto, en la que participaron más de 40 adolescentes. No fue una celebración eucarística más, porque todo se vivió como una auténtica fiesta juvenil teñida por la pasión musical, el fervor y el amor de Dios. Todo aconteció el pasado domingo 27 de junio, luego de la finalización del retiro espiritual que se celebró en la Quinta San Agustín, de Pilar, desde el viernes 25.

Si la misa fue vivida como una fiesta emotiva, tal cual lo resaltaron los fieles y los jóvenes que también animaron la celebración, el retiro fue espectacular, a pesar de que al comienzo parecía un desafío. Fueron 43 chicos con ganas de vivir una experiencia distinta y hacer nuevos amigos, un número inédito para esta pastoral naciente de la Asunción y San Andrés. Y de esta manera se desarrolló un encuentro espiritual signado por la sensibilidad, la alegría y el ritmo musical.

Luego de la timidez inicial, los chicos comenzaron a soltarse y ganar confianza para mostrarse tal cual son. La música fue fundamental para la algarabía adolescente. “Pensar que al principio no teníamos ganas de bailar, ¡pero ahora llegamos a nuestra casa y no podemos parar! ¡Nos miran como si estuviéramos locos!”, comentó uno de los chicos en su muro del Facebook. Además de eso, Dios obró en cada uno de ellos porque reinó la docilidad en el Espíritu y la “buena onda” en comunidad de cristianos.

Realmente fue un fin de semana espectacular dónde los chicos pudieron expresarse y vivir unos días distintos al lado de “un nuevo amigo” llamado Jesús. Por eso hubo lágrimas, risas, abrazos, y cansancio (por las largas noches de vigilia entre amigos, como así le gustaba también al “inquieto” Agustín). Además de todos los jóvenes guías que animaron más los matrimonios asesores, se puede destacar la colaboración del Padre Luciano Audisio, que está de visita en San Andrés luego de finalizar su primer año de estudios bíblicos en Roma.

Hay veces que las maravillas de Dios no pueden explicarse con palabras y creo que esta es una situación de este estilo. Tal vez se pueda elaborar la mejor descripción pero lo que Dios hizo durante este retiro fue indescriptible. Ver las sonrisas imborrables de cada uno de los chicos, sinceramente es impagable y plenamente emocionante. Y más aún cuando esas curvas hermosas que se dibujan en la cara producto de la felicidad, vienen acompañadas de lágrimas.

Datos imperdibles

- Lo más lindo: todos los “regalitos” de Dios y María, y los cantos… “Aquí está tu vaso, Señor, llenalo de aceite…”; “Chururuuuuu, Chururuuuuu Waaaaa Waaaa”; “Amigo ven y trabajemos, construyendo el Reino…”.

- Lo más feo: la lluvia del sábado y el domingo.

- La frase: “¿y vos quién sos?” (además de vivir un fin de semana distinto, muchos descubrieron su don artístico-actoral, como le pasó a Lucas Cipolla que se consagró como un gran actor, además de otros tanto adolescentes con “un futuro prometedor”).

- El papelón: los movimientos robóticos del guitarrista Gonzalo, cuándo todos lo hicieron bailar.

- Los agradecimientos: a todo el equipo de exteriores, por su trabajo de siempre; a los matrimonios Imbroglia y Cabezas, y Gloria Sánchez, que aportaron su experiencia y dones; a los guías del retiro que fueron testimonio de Dios; a todos los jóvenes que oraron e hicieron posible esta hermosura del Padre; y en especial a Fr. Luciano Audisio, Fr. Daniel Medina y Carlos Zunino por colaborar desde la Pastoral educativa del Instituto Agustiniano para que todo el “Corazón Inquieto” se haga posible.

Salguero 2778 - San Andrés - Buenos Aires | (011) 4755-1292 | parroquia@asuncionysanandres.com.ar

Copyright Parroquia Asunción y San Andrés -